Vacaciones efimeras

En realidad no fueron nada parecido a esas vacaciones que tenia cuando estaba en la UPN, solo fueron en esta ocasión por parte del tecno, bueno eso fue un gran aliviane, pero no lo suficiente. El tiempo fue sumamente subjetivo y las ocupaciones estuvieron presentes.
El primer año compartido con Lily en esta nueva etapa. Tuvimos muchos detalles que teníamos que realizar durante estos días, conseguir una lavadora y un calentador de paso, pintar la casa, arreglar pequeños detalles, etc..

La idea es dejar la mayor parte de los factores que intervienen en las acciones cotidianas listas antes del regreso de clases, y pues un gran porcentaje se logro. Proporcionándonos mucha satisfacción.

El objetivo es tratar de estar lo mejor preparados para la llegada de la bebe que en 2 meses estaremos recibiéndola embargados de una inmensa emoción y muchísimo amor, esperando que todo salga lo mejor posible.

Tengo una gran expectación por conocerla y tenerla entre mis brazos.

De regreso al tecnológico

Fueron, en general, unas de las mejores vacaciones que he vivido, me hubiere encantado culminarlas con el viaje a los azufres con mis amigos, pero pues no se puede tener todo en la vida. El único factor incomodo, durante este lapso, fue ese malestar recurrente de mis obligaciones escolares pendientes, de las cuales desgraciadamente no logre terminar ninguna, aún sabiendo que esta semana inicial de clases tendré 4 exámenes.

Así que espero que me pueda aplicar correctamente mi concentración a los quehaceres de esta semana”divertida” que se avecina.